San Fernando en la tarjeta postal

27 abril, 2017

por Diego Moreno García

Ldo. en Historia y técnico del Museo Histórico Municipal

La edición de Francisco de Paula García Bozano.

Vivimos en una realidad social dominada por la inmediatez, con nuevos medios de comunicación y de acceso a la información. Una nueva sociedad en la percibimos las imágenes por otros medios a los tradicionales, todo lo vemos a través de una pantalla digital. No hace tanto tiempo la fotografía era otra cosa, tenía un soporte físico, era el resultado de un procedimiento tecnológico, fruto de la acción del hombre, que llegó a congelar  una pequeña porción de espacio y de tiempo. A pesar de la rapidez con que vivimos todo no ha cambiado, «el fotógrafo sigue reflejando en las imágenes su propia actitud ante la realidad; su estado de espíritu y su ideología». Esta expresión de Boris Kossoy irá siempre unida a la fotografía sea analógica o digital.

En un momento de transformaciones, avances y cambios de valores en la historia de la fotografía, se desarrollará una nueva industria, la de la imagen, con un mercado ávido de consumo. Como ancladas en el tiempo, encapsuladas en un trozo de papel, convertidas en un objeto de colección, viven las tarjetas postales. Hijas de otros tiempos en las que fueron medio de comunicación, con mensajes escritos y visuales, que nos llevaron a otras realidades. Un ejemplo de ese tiempo pasado y de ese modo de comunicación fue la colección de tarjetas postales editada por una librería de San Fernando: García Bozano, objeto del presente artículo.

Les propongo un viaje en el tiempo donde analizaremos las caras de éste poliedro que es la tarjeta postal: editor, fotógrafo, iconografía, impresor y técnica de impresión.

Escaparate de la Librería García Bozano en 1945. Cedida por Francisco de P. García Barroso.

Escaparate de la Librería García Bozano en 1945. Cedida por Francisco de P. García Barroso.

El editor

Como bien indica el historiador Rafael Garófano: «El editor es el encargado de la financiación y de la puesta a disposición del público de las tarjetas postales, bien sea para su venta directa o la distribución en establecimientos comerciales». En esta aventura comercial es sin duda la parte que corre más riesgo.

Veamos quién es el isleño y su establecimiento, que justifican estas notas históricas.

Al menos cien años tiene entre sus paredes el local ubicado en la actual calle Rosario número 3 de nuestra ciudad. Cien años comprometidos con la cultura, con la difusión de las letras en todos sus formatos de libros y publicaciones periódicas; un siglo sirviendo artículos de papelería y de escritorio, manteniendo el mismo compromiso desde el primer día.

La historia comienza en 1915 cuando, en la calle Ramón Auñón número 7, el Teniente de Infantería de Marina retirado Pedro Orihuela Valdivieso-Morquecho abre una librería con el nombre de ‘La Actividad’, que tras su fallecimiento en 1921 será regentado por su viuda Carmen Rodríguez Bey. No será hasta el 16 de enero de 1926 cuando José Mª García Bozano se haga cargo del negocio, pasando desde ese momento y hasta hoy día a denominarse ‘Librería García Bozano’. El nuevo propietario es un isleño muy conocido por la sociedad isleña del momento, por un lado como empleado de la Sociedad Española de Construcción Naval y por otro como periodista, siendo corresponsal de periódicos a nivel nacional como La Voz y El Sol de Madrid, El Noticiero Sevillano y La Información de Cádiz, de donde también era administrador. Esta vocación periodística y pasión por las letras, compartida también con su hermano Manuel, redactor jefe de La Correspondencia de San Fernando, le llevó junto con un grupo de periodistas a la creación de la Agrupación de la Prensa Diaria de San Fernando. El 1 de abril de 1927 se constituye dicha Agrupación con sede en la misma librería de la Calle Ramón Auñón número 7, ostentando José María el cargo de tesorero. La junta directiva la compondrían Manuel Pece Casas, presidente; Antonio Gallardo del Río, secretario; Gaspar Fernández de León, vicepresidente; Pedro Martínez Gay, Antonio Rodríguez Martín y Juan Rodríguez Aragón, vocales.

Poco tiempo después de su apertura, en el año 1927, su hermano Francisco de Paula se hace cargo del negocio hasta su fallecimiento, el 31 de enero de 1987. Francisco de Paula alternará su actividad laboral en una doble vertiente, por un lado como librero y por otro como empleado de las Oficinas de la Sección de Ordenamiento en la Sociedad Española de Construcción Naval.

En el nuevo establecimiento, ‘Librería Francisco de Paula García Bozano’, se podían encontrar las publicaciones punteras a nivel nacional, siendo corresponsal entre otras de Gente Conocida, editada en Cádiz en los ‘Establecimientos Cerón’ y dirigida por Edmundo de Ory; Cauces, editada por Francisco Montero Galvache y José Mª Hernández Rubio; El Sol y La Voz de Madrid; Helios de San Fernando, El Siglo Futuro, etc.

Estos primeros años de aventura al frente del negocio coinciden con un período especial significativo para España. Desde el año 1923 a 1930 el país se mueve bajo la batuta de la dictadura del General Primo de Rivera, será un tiempo marcado por la censura, el reforzamiento del Somatén y el ascenso del Partido Unión Patriótica. 1930 será un año que marque el devenir de la historia, recordemos que a finales de enero Primo de Rivera dimite y encarga la formación de gobierno al General Dámaso Berenguer, encaminándose el país a unas elecciones y el advenimiento de la Segunda República un año después.

Nos quedaremos en 1930, año en el que en San Fernando es un reflejo de lo que sucede a nivel nacional. Cesa a finales de febrero el alcalde Daniel González García y un mes después, el 20 de marzo, toma posesión Pedro González de la Torre. Si bien en la ciudad los nuevos aires de libertad se respiran profundamente, hay un visitante ilustre que recorre sus calles, el Infante Don Juan que cursa estudios en la Escuela Naval, acontecimiento que no pasa desapercibido entre la población. El 28 de octubre de 1930 jurará bandera en presencia de su padre, S. M. El Rey Alfonso XIII que, coincidiendo con éste acto, visitará la Factoría de la Constructora Naval para conocer los nuevos talleres de «artillería de grueso calibre con montaje de torres». No dejará la familia real de visitar el Ayuntamiento y la ciudad donde fueron acogidos con muestras de gran cariño.

Ésta es una época en la que la tarjeta postal es un medio de comunicación muy extendido, con variadas temáticas, soportes y técnicas de impresión. Francisco de Paula García Bozano no es ajeno a esta importante y floreciente industria, que conoce de sobra gracias en gran medida a su contacto con representantes del sector de las artes gráficas. Por ello, en abril de 1930 decide editar dos colecciones de tarjetas postales compuestas de 20 vistas de la ciudad, una en tonos sepia y otra en azul. El encargado de la librería, Rafael Gómez Aleu, persona de confianza del propietario, sería el responsable de la tramitación del encargo y con toda seguridad supervisaría los detalles de la edición.

José Mª Gironella firma ejemplares de su libro 'En Asia se muere bajo las estrellas' en la Librería García Bozano. 24 de febrero de 1968. Cedida por Francisco de P. García Barroso.

José Mª Gironella firma ejemplares de su libro ‘En Asia se muere bajo las estrellas’ en la Librería García Bozano. 24 de febrero de 1968. Cedida por Francisco de P. García Barroso.

El impresor

Para la realización del trabajo final de impresión se elige una empresa puntera desde el punto de vista tecnológico, ubicada en Bilbao. No fue una elección al azar, veamos que justificó la elección de una imprenta en el País Vasco, tan lejos de San Fernando.

Las artes gráficas en el País Vasco tienen un gran auge a partir de los años veinte, reflejo de la buena coyuntura económica y la modernización de la sociedad, que hasta ese momento había sido principalmente rural. La industria gráfica vasca pasará del modelo primitivo de producción de papel, en antiguos molinos hidráulicos, a desarrollar un movimiento editorial que se verá reflejado en la publicación de libros, carteles, anuncios comerciales y publicaciones periódicas con un potente y singular diseño gráfico. A ello hay que unir una burguesía vasca que busca un modelo estético y cultural, una identidad estética, como lo estaba haciendo la burguesía catalana, que encuentra en el modernismo su imagen formal.

Las nuevas imprentas irán incorporando los nuevos adelantos técnicos, comenzando a ser el foco de atracción del resto del país, compitiendo en calidad con la potente industria gráfica catalana y madrileña. A lo largo de los años veinte surgen en el País Vasco grandes empresas editoriales y gráficas, algunas de las cuales aún perduran. En Bilbao, ‘Grijelmo’, ‘Editorial Vasca’, ‘Emeterio Verdes’, ‘Hermes Grafic’ y ‘Huecograbado Arte’ en la que mas adelante nos detendremos. En San Sebastián, ‘Nueva Editorial’, ‘Artes Gráficas’ y ‘Masteu’. En Vitoria, ‘Fournier’.

Una de ellas será el centro de nuestra atención por ser en sus talleres donde se confeccionaron las tarjetas postales editadas por Francisco de Paula García Bozano. La elegida fue ‘Fotograbado-Huecograbado Arte’, denominada en un primer momento ‘Luis Santos y Cía.’ para posteriormente pasar a llamarse ‘Huecograbado Arte’ o sencillamente ‘Arte. Bilbao’. Esta última denominación es la que vemos en el reverso de las tarjetas postales de San Fernando. Luis Santos Llorente es el decidido industrial que a lo largo de los años convertirá ‘Huecograbado Arte’ en una de las imprentas más demandados a nivel nacional. Este fotograbador había desarrollado su trabajo en Madrid y, atraído por el crecimiento industrial vasco, abre su primer taller gráfico en la calle Colón de Larreategui número 30 de Bilbao. La empresa no permanecerá ajena a la importancia de la fotografía en la imprenta, especializándose a lo largo de los años en fotograbado y huecograbado. ‘Huecograbado Arte’ se especializará en ediciones de catálogos, calendarios, folletos, tarjetas postales, revistas, etc. realizando clichés en zinc y cobre, en bicolor, tricolor y cuatricromías, tanto para sus talleres como para otras imprentas.

En 1927 el negocio ubicado en la calle Cosme de Echevarrieta número 5, donde se encuentra el taller de fotograbado, se amplía con un nuevo taller de huecograbado en la calle Espartero número 4, donde se instala los últimos adelantos técnicos para la realización de impresiones con la nueva técnica.

De sus talleres saldrán obras bibliográficas de referencia como Lo admirable de Vizcaya redactado por Darío de Areitio, Unamuno y Juan de la Encina entre otros, con fotografías de la Casa Lux;  Aberri Eguna, revista nacida a la luz de un domingo de Resurrección para perpetuar el Día de la Patria, obra que contó con la colaboración de ideólogos y escritores del nacionalismo vasco, contando con ilustraciones y dibujos dedicados al Día de la Patria Vasca. En 1937 llegó a imprimir billetes del Banco de España en Bilbao, a modo de cheques al portador con valores de 5 y 50 pesetas. Durante el régimen franquista realizó libros propagandísticos como Bilbao 19 junio 1937 – 19 junio 1939, con una esmerada impresión de fotografías mediante huecograbado; Forjadores del Imperio, con 32 retratos realizados por Jalón Ángel de los representes civiles y militares del Movimiento; España, pueblos y paisajes y España mística con fotografías de José Ortíz Echagüe. La calidad de sus trabajos llevó a la casa ‘Huecograbado Arte’ a desarrollar su trabajo en publicaciones a lo largo de todo el territorio español, pudiendo atender la necesidad de grandes tiradas como la de tarjetas postales o la de etiquetas para las botellas demandadas por las bodegas jerezanas. Sin duda la elección de Francisco de Paula García Bozano fue la más acertada, vista la ejecución final de los trabajos encargados que podemos aún observar en los ejemplares que se conservan.

Ejemplo de postal en azul

Ejemplo de postal en azul.

El procedimiento de impresión

Como hemos visto para la impresión de las tarjetas postales editadas por Francisco de Paula García Bozano, se elige el huecograbado. Éste es un sistema de impresión fotomecánico novedoso en este momento en España y, por su calidad, será muy pronto adoptado por los grandes diarios nacionales como ABC y revistas como La Esfera, Estampa, La Pantalla, Mundo Gráfico y Nuevo Mundo. Para ello, las grandes rotativas españolas renovarán rápidamente sus maquinarias, trayendo el nuevo sistema de Francia y Alemania. El nuevo sistema de impresión era perfecto para atender las necesidades de grandes tiradas, demandadas por el importante negocio postal. Además era un procedimiento que aceptaba cualquier clase de papel, con una rotativa muy rápida, lográndose resultados de gran calidad.

Dos tiradas con las mismas imágenes, pero diferente acabado, se hizo en la edición de García Bozano. La primera con aspecto de virado al sepia y la otra al azul, a modo de cianotipo, dado el atractivo visual de éste procedimiento de viraje.

El fotógrafo

No siempre resulta sencillo identificar el fotógrafo que realiza las instantáneas que quedan plasmadas en las cartulinas postales, la edición de García Bozano es uno de esos ejemplos. Para muchos de los profesionales vender sus fotografías les suponía una ayuda económica en un momento en el que la competencia era elevada y el negocio del retrato estaba en crisis. Muchas colecciones de tarjetas postales esconden, entre las fibras del papel y las tintas, secretos que nunca podremos conocer.

Analizaremos los datos que nos aportan las cartulinas postales, y formularemos una hipótesis de trabajo que con toda seguridad será ampliada en el futuro con el estudio de otras colecciones en otros ámbitos locales.

En el reverso de las tarjetas postales isleñas buscaremos las respuestas. Tres líneas de información: el impresor, en vertical en el centro; el editor y un tercer dato: F. Mesas, en horizontal en la parte inferior.

El tercer dato se corresponde con Fidel Mesas de Gracia, fotógrafo y editor de tarjetas postales por todo el territorio nacional y de publicaciones como Santiago de Compostela, Año Santo 1948, profusamente ilustradaPoco conocemos de él. Natural de Villarrodrigo (Jaén), desarrolla su trabajo en el Barrio de Salamanca de Madrid. Fidel Mesas se especializa en confeccionar tarjetas postales publicitarias para comercios y hoteles, imprimiendo sus cartulinas en empresa como ‘Gráficas Villarroca’ y ‘Huecograbado Rivadeneyra’ en Madrid o ‘Huecograbado Arte’ en Bilbao.

En una primera aproximación todo nos indica que las imágenes pudieran haber sido realizadas por él, pero el estudio de cada una de las postales nos esconde una sorpresa. La cartulina titulada Salina: formando el clásico montón en el salero fue realizada por la reputada casa fotografía isleña ‘Fotografía Quijano’, como así consta en el Archivo Quijano. Una copia de la misma imagen se conserva en el Archivo Espasa, publicada por Pereiras Hurtado y Holgado Brenes en la obra Andalucía en Blanco y Negro.

¿Podemos afirmar que fueran realizadas por ‘Fotografía Quijano’? ¿Encargó Fidel Mesas algunas fotografías a Quijano u otro fotógrafo local para completar el resto de vistas que él mismo realizó? Como línea de trabajo podemos considerar que Fidel Mesas de Gracia hacía un trabajo  de comercial-publicitario de ventas de un producto (tarjetas postales) y tramitaba con ‘Huecograbado Arte’ la impresión final del producto. Del mismo modo dado su conocimiento de la técnica fotográfica pudo realizar algunas de las fotografías y cerrar el conjunto con otras de fotógrafos locales.

Ejemplo de postal virada a sepia.

Ejemplo de postal virada a sepia.

La iconografía

La edición de tarjetas postales de Francisco de Paula García Bozano está compuesta de 20 cartulinas sin numeración, en formato 9×14 cm. y, como hemos visto, en dos terminaciones -tono sepia y azul- pero con un tema comun: la ciudad de San Fernando. El estudio de diversos ejemplares, aportados por coleccionistas isleños como Armando Manuel Cano  y Manuel Jesús Sánchez, nos ha llevado a documentar otra edición impresa en tono azul a modo de bloc postal. Éste formato de bloc permite ser guardado como recuerdo, para uso como envío como correo postal o para ser coleccionado. Los ejemplares estudiados presentan perforaciones en el lado izquierdo, a modo de filo de corte para facilitar su separación y uso. Si bien es habitual que tengan una portada con el título, datos del editor e impresor, no hemos documentado ninguno completo por los que no se puede afirmar que la edición isleña lo tuviera, ni el número de ejemplares que tendría. En el bloc, las imágenes se presentan de modo secuencial, como indica Bernardo Riego, «A modo de guión de cine», siguiendo la misma temática que las otras dos ediciones: Iglesia del Carmen (2), Ayuntamiento (3), Paseo General Lobo (2), salinas (2), dependencias militares (5), calles y plazas (4) y Puente Zuazo e Iglesia Mayor (2). La ausencia de numeración no nos permite conocer el orden que en su origen el editor quiso dar al conjunto de imágenes.

Volvamos al anverso de las tarjetas. Aquí es donde podemos conocer donde se encontraba la antigua ubicación del Monumento a los caídos en la Guerra de África en el Paseo General Lobo, inaugurado en 1928; constatar la histórica unión de la ciudad con la Armada, como ejemplo la Escuela Naval Militar en los años en los que estudió el Infante Don Juan; estudiar los trabajos de extracción de la sal; disfrutar del Puente Zuazo y las principales calles y plazas; y como curiosidad, conocer la proyección el 4 de mayo de 1930 de la película muda El Rey que Rabió en el Cine Salón, basada en una zarzuela homónima de Miguel Ramos con música de Ruperto Chapí. Estas son algunas de las imágenes evocadoras que nos llevan a conocer rincones y aspectos de la ciudad de san Fernando en 1930, y que han llegado a nuestros días impresas en esas pequeñas cartulinas rectangulares.

Conclusiones

A lo largo de éstas líneas nos hemos acercado a un medio de comunicación que en una época determinada llevó mensajes escritos y visuales, y hemos analizado como ejemplo las tarjetas postales editadas por Francisco de Paula García Bozano en 1930. Su valor como objeto de colección, por su función evocadora y por su estética, ha permitido que lleguen hasta nuestros días. Pero las tarjetas postales son mucho más: son un documento fotográfico de primer orden y una importante fuente documental para el estudio de la historia social.

La documentalista Mariana López Hurtado, en su tesis doctoral, entiende la tarjeta postal como: «Mucho mas que un objeto de colección, es una fuente documental extraordinaria por su contenido, que permite ilustrar cualquier acontecimiento histórico. Sirve por tanto de auxiliar a otras disciplinas como la sociología, la antropología, la arquitectural, el urbanismo, etc.»

Las instituciones culturales, los coleccionistas y todos aquellos que conservamos esos pequeños trozos de papel, esos retazos de la historia de la fotografía, tenemos la obligación de conservarlos ofreciendo su contenido a las generaciones posteriores. En palabras de Boris Kossoy: «… seguir descifrando esa forma de conocimiento, comunicación y expresión es el desafío que nos mueve».

Sello en tinta de la librería. Año 1926.

Sello en tinta de la librería. Año 1926.

Agradecimientos

  • Francisco de Paula García Barroso y Cristina García Guaita. Librería García Bozano (San Fernando).
  • Archivo Histórico Municipal de San Fernando.
  • Museo Histórico Municipal de San Fernando.
  • Archivo Histórico de la Diputación Foral de Vizcaya.
  • José Antonio Larrinaga. Sociedad Bilbaína (Bilbao).
  • Carlos Pérez. Gráficas Mercurio (Bilbao).
  • Javier Madariaga. Librería Anticuaria Astarloa (Bilbao).
  • Centro Integrado de Formación Profesional ‘Emilio Campuzano’ (Bilbao).
  • Asociación de Artes Gráficas de Vizcaya.
  • Ayuntamiento de Jimena (Jaén).
  • Ayuntamiento de Villarrodrigo (Jaén).
  • Ayuntamiento de Luanco (Asturias).
  • Manuel Jesús Sánchez Casas.
  • Armando Manuel Cano Mellado.
  • Manuel E. Baturone Santiago.
  • Rafael Garófano Sánchez.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR