Las pipas de caolín o de arcilla

9 diciembre, 2016

por Verónica Gómez Fernández

Aunque el hábito de inhalar humos de la combustión de algunos vegetales se remonta a la Prehistoria, según hemos podido constatar gracias a la arqueología, en Europa el consumo del tabaco es posterior al descubrimiento de América.

Para ello se emplean muchos materiales. Los más utilizados eran las pipas. Estas se realizaban en caolín, que no es ni más ni menos que el tipo de arcilla con el que se hacen las vajillas de porcelana. Se hacían con moldes y podían tener una formas simples o bien más sofisticadas y con una variada iconografía. Aunque también se fabricaban en arcilla roja, las más habituales que aparecen en esta zona de la bahía gaditana son precisamente las de caolín.

Este tipo pipa de arcilla formó parte de la vida cotidiana de los pueblos europeos entre mediados del siglo XVI y principios del siglo XX; sus vestigios han llegado hasta nosotros, en gran parte, a través de restos arqueológicos.

El hábito de fumar tabaco se popularizó a partir del siglo XVI tras el descubrimiento de América y fue a partir de esta época cuando la pipa quedó vinculada a su consumo. Su difusión se atribuye al embajador francés Jean Nicot Villemain (1530-1600) y se creía que tenía efectos positivos sobre la salud. Por ejemplo, la reina Catalina de Medicis, esposa de Enrique II de Francia, lo usaba para aliviar su migraña.

En Inglaterra, la moda de fumar se introduce durante el reinado de Isabel I (1533-1603). La fabricación de pipas de arcilla comienza en Broseley en 1575. Su apogeo se produce a inicios del XVII, cuando en Londres se crea una corporación que agrupa a los mezcladores de tabaco y productores de pipas. Pero la llegada al poder de Jaime I, contrario al tabaco, provoca  la huida de los fabricantes hacia Holanda. En 1608 se inicia la fabricación en lugares como Amsterdam, Leiden, Rotterdam o Gouda.

En 1620, comienza la producción de pipas de arcilla -también por ingleses exiliados- en Rouen. En España su popularización fue más tardía.

Cuando aparecen en yacimientos, nos permiten documentar que los niveles estratigráficos en los que estamos trabajando se pueden datar como postmedievales. Además nos aportan información para establecer circuitos comerciales relacionados con estos productos, ya que la mayoría tenían en sus cazoletas -en la parte de apoyo- un sello que marcaba el lugar de fabricación y procedencia, los cuales suelen estar perfectamente documentados y catalogados. Esta información conlleva un amplio abanico de posibilidades, por ejemplo, la aparición en Dinamarca de un yacimiento de pipas llenas de tabaco -en un espacio donde existió un mercado- indica que se vendían así, ya preparadas, para fomentar las ventas.

Asimismo aportan información sobre el estatus social del que la consumía. Normalmente eran de un solo uso, pero en algunas excavaciones han aparecido pipas con un segundo orificio, lo que evidencia una reutilización de las mismas tras la rotura de la caña original. Una boquilla recubierta con un hilo enrollado indicaría el método adoptado para evitar el desgaste dentario producido por abrasión al apretar la pipa en la boca.

Así, poco a poco, el tabaco va entrando en todos los sectores de la sociedad como ponen de relieve numerosos cuadros costumbristas que nos muestran la imagen de hombres fumando en tabernas. Es el caso del firmado por el pintor de la Escuela Flamenca David Teniers ‘Fumadores en una taberna’ depositado en el Museo Nacional del Prado.

Pipas de caolín localizadas por la autora de este artículo en la Chanca de Conil.

Pipas de caolín localizadas por la autora de este artículo en la Chanca de Conil.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR