Friso de frases o fragmentos de una filosofía, el nuevo libro de Juan Mena

15 diciembre, 2020

M.ª Elena Martínez Rodríguez de Lema

Dra. en Filología Clásica

Friso de frases o fragmentos de una filosofía es el nuevo libro de Juan Rafael Mena Coello. Hace poco más de cuatro meses que presentó su primera novela, Vete a Madrid; una novela autobiográfica ambientada durante los primeros 22 años de su vida, es decir, su adolescencia y juventud, en la Isla, por lo tanto el escenario es el San Fernando de los años comprendidos desde 1943, en el que nació Juan, hasta principios de los sesenta. En este caso la prosa narrativa se convierte en el vehículo por el que el autor plasma un manual de filosofía práctica para la vida. En pleno verano pandémico apareció en las librerías, desafiando todas las dificultades con las que en una situación de este tipo se puede encontrar un escritor. Todos conocemos a Juan como un poeta, mejor dicho; como un gran y prolífico poeta. La vocación del arte literario es el impulso que lo mueve. Porque escribe, primero y antes que nada, para sí mismo, por la necesidad de plasmar negro sobre blanco aquello que su mente, pero también su corazón, ha fraguado. Su obra es el producto de una larga conciliación entre la lectura y la escritura, ya que, sin duda, un buen escritor es también en buen lector; y sus escritos son el resultado del paso de las vivencias propias por un tamiz tejido a base del pensamiento propio, una gran sensibilidad y una pluma adiestrada con el rigor de la práctica literaria continua. Cuando alguien es tan afortunado que posee todas esas virtudes, Calíope, Clío, Erato y las demás musas se unen, y todas juntas vienen en su ayuda, como diría Virgilio. Ellas, hijas del todo poderoso Zeus, no fallan a quienes les entregan su tiempo, su constancia y sobre todo su talento. Un talento nato, pero también hecho, porque el escritor, el buen escritor, no solo nace sino que también se hace. Mena sabe convertir como pocos la lengua en arte. No hay duda de ello. Es experto, es constante y es imaginativo. Pero la lengua, al fin y al cabo, no es más que un instrumento de comunicación donde además de un emisor tiene que haber un receptor. Por este motivo, un escritor se realiza plenamente en el momento en que su obra llega a las manos de su público lector, y este, a través de su propia lectura, la recoge, interpreta y se impregna de ella.

Todavía podemos recordar su época en la biblioteca de la Casa de la Cultura en la calle Gravina. Entonces los libros no se localizaban a través de un ordenador, sino a través de fichas de cartulina dispuestas en orden alfabético, en aquellos ficheros en forma de cajoncitos alargados que contenían la referencia del ejemplar requerido y la estantería correspondiente donde se localizaba.

Aquellos libros eran de papel, y la única manera de leerlos era tenerlos en las manos, tocarlos, olerlos y sentirlos, leyendo sus páginas renglón a renglón, pasando sus hojas una a una con la punta de los dedos, placer único que hace que la lectura sea una experiencia diferente en cada lector.

También es fácil traer a la memoria su época en el instituto Isla de León en tiempos donde la LOGSE todavía no había hecho de las suyas y donde, como licenciado en Filología Hispánica y Profesor Agregado de Instituto, enseñó Lengua y Literatura.

Juan Mena es además académico de número de la Real Academia de San Romualdo de Ciencias Letras y Artes desde 1972, donde ha ejercido como vocal de Letras hasta muy recientemente.

Corrían los años ochenta y ya había escrito y publicado numerosos títulos: Heredada soledad (1967), Tierra escondida (1972), Claridad retenida (1972), Palabras demás (1977), Queda la tierra (1978), Sísifo (1978), Prohibido paraíso (1979), Fiebre de verano (1980), Cruel, amada vida (1986), Un resplandor antiguo enciende hoy mi memoria (1987), Cancionero memorial (1987), El ardiente fulgor del homenaje (1988), Libro de dones y de encantamientos (1988)…

Actualmente cuenta con un total de 103 libros publicados. Incluso tiene ya preparadas varias obras que próximamente irán saliendo. Se podrían clasificar de la siguiente manera: 1. Poesías, 2. Prosa poética, 3. Relatos, 4. Artículos literarios, 5. Pensamientos, 6. Novelas inéditas y 7. Antología.

Por tanto hoy es un verdadero escritor consagrado, que nos ofrece Friso de frases o fragmentos de una filosofía. Un nuevo libro, 121 páginas, 1001 pensamientos sacados de la misma experiencia de la vida, donde el amor, la tristeza, la alegría y demás sentimientos van dando paso a todo un bagaje filosófico lleno de lirismo pero fresco, vivo y cotidiano. Está escrito a base de frases cortas de no más de 20 palabras, pero llenas de expresividad y contenido. Friso de frases o fragmentos de una filosofía es una obra breve, pero intensa; para leerla lentamente, saboreándola, dejando que la reflexión, confortable y envolvente, se adueñe de nuestro pensamiento.

«La aceptación del destino es la última carta de las opciones del hombre cuando las demás -inteligencia, voluntad, esperanza…- no sirven». (J. R. Mena Coello: Friso de frases o fragmentos de una filosofía, p. 69, 616).

Comments are closed.

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR