«Una oportunidad inigualable para disfrutar del milagro de la naturaleza se reduce aquí a mierda [de vencejo]»

23 junio, 2017

por Alejandro Díaz Pinto

La isleña Rocío Palacio, ecologista, animalista y voluntaria asidua del Parque Natural lanza esta reflexión en redes sociales a raíz de una polémica en torno a los vencejos. La nidificación en ventanas de esta especie protegida se antoja incompatible con el calor y la higiene según algunos propietarios.

«Eso se arregla con una espiocha», «que les den morcilla a los pájaros», «si fuera mi ventana ya estaban fuera»… son frases que ponen de relieve la ‘sensibilidad’ de algunos ciudadanos que, lejos de pensar soluciones beneficiosas para ambas partes aprovechan la coyuntura para manifestar su falta de empatía hacia aquellos seres que no son de su especie. En el otro flanco permanecen, por suerte, personas sensibles al tema que aun entendiendo las complicaciones derivadas de una situación como ésta, expresan su preocupación mediante alternativas y mucha paciencia, respondiendo una y otra vez que «nadie dice que los humanos sean menos importantes que otros animales» a aquellos que se empeñan en poner en boca de otros lo que no están diciendo.

Guste o no, golondrinas, aviones y vencejos son aves protegidas por las leyes europeas y nacionales —Directiva Europea de Aves y Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial—. Además, la legislación ambiental nacional también protege a las crías y los huevos, y prohíbe expresamente ‘la destrucción o deterioro de sus nido y de su hábitat’ (Ley 42/2007), de lo contrario se estarían violando leyes con infracción ‘grave’ sancionable con multas de entre 500 y 200.000 euros.

Son aves insectívoras muy beneficiosas, grandes viajeras migratorias y apreciadas por una gran parte de la población. Rocío recuerda que «un vencejo solo se posa cuando está criando, todo lo demás lo hace en el aire, dormir, reproducirse, comer…». He ahí una de sus singularidades. Además se alimentan de una gran cantidad de moscas y mosquitos durante la primavera y el verano. En la actualidad, sin embargo, sufren un declive poblacional derivado a factores como el abuso de insecticidas, pesticidas e incompatibilidad de los nuevos modelos arquitectónicos con su nidificación más allá de la insensibilidad humana a la hora deshacerse de estos nidos y sus crías.

Aparte de recordar todo esto, Palacio ha lamentado con rotundidad que «una oportunidad inigualable para enseñar a una niña los milagros de la naturaleza, se convierta en un momento en mierda de vencejo». Algo incongruente en una ciudad tan cofrade teniendo en cuenta que las golondrinas —especie que sufre problemas similares— son símbolo de divinidad en todo el mundo porque, «según la tradición, aliviaron el sufrimiento de Cristo en la cruz sacando con su pico las espinas de la corona con que fue crucificado».

Rocío recomienda hacer un apaño con cartones o algún otro material de desecho para mantener la higiene pero «molestarlos lo menos posible hasta que echen a volar». Explica que al SEPRONA —Servicio de Protección de la Naturaleza— solo hay que recurrir ante algún problema serio, y que la primera opción para ella son los CREA, es decir, Centros de Recuperación de Especies Amenazadas. «Aquí el más cercano está en El Puerto de Santa María», explica. Pero, más allá de verlo como un problema, la voluntaria recuerda «lo mucho que da de sí la especie» con proyectos como el llevado a cabo en el Colegio María Medianera (Esclavas del Sagrado Corazón) de Jerez de la Frontera: un ejemplo a seguir.

Desde Patrimonio La Isla, plataforma que abarca la divulgación y defensa del patrimonio en todas sus variantes, entendemos que ni el patrimonio histórico, ni el arqueológico, ni el etnográfico existirían como tal sin el patrimonio natural y su medio ambiente, por lo que apelamos a la sensibilidad ciudadana para que tome medidas respetuosas con la biodiversidad… y también con la Ley.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR