Superación del TOC: Fuera estigmas

18 julio, 2017

por Isabel Torrejón Arenas

Autora de Mi vida contigo, y junto a ti

Hace unos años pensaba que por el hecho de no haber podido estudiar una carrera, que era mi meta, no me había servido de nada todo ese esfuerzo, ganas, dedicación, etc., que había puesto en el asador.

Una enfermedad llamada TOC truncó unas ilusiones que no pude cumplir en su día, y creó unas limitaciones en mí.

Sin embargo, después de años enferma, esa perseverancia, hábito de lectura en la niñez y educación que me habían dado, no habían caído en saco roto.

Antes de estar enferma, tuve aficiones que posteriormente abandoné por aquellas circunstancias. Una de ellas fue la escritura.

Aun habiendo ganado varios premios literarios, con tan solo catorce o quince años me rendí ante el hecho de que mi mente estaba algo mermada por la medicación que debía tomar, o en ello me escudé.

La inspiración se fue y creí que jamás volvería a hablarle al papel, aun habiéndome recuperado.

Sin embargo, a veces el destino te regala cosas hasta en los momento más dolorosos; el verano pasado la enfermedad llegó de nuevo a mi hogar, en forma de cáncer esta vez y en la persona más importante de mi vida, y como íbamos a tener que pasar tanto tiempo en casa, un familiar mío me hizo la proposición de que escribiera un blog para así pasar tiempo distraída con ello.

Y aquí comienza esta historia. La historia de una chica con TOC que se recuperó y que pudo superar malos momentos gracias a las letras, y ayudar a mucha gente gracias a ellas.

¿Cómo? Simplemente contando mi propia historia, la de mi sufrimiento y la de mi superación personal.

Este blog recibió estadísticamente más de 5.000 visitas de todas partes del mundo.

Así que, visto esto, me propuse escribir mi propio libro con todo lo que ya tenía en ese blog; reorganizándolo, poniendo todo en su sitio y añadiendo las enseñanzas positivas que saqué de cada capítulo de mi vida.

Con mi libro, llamado Mi vida contigo, y junto a ti, he podido ayudar a muchas personas con la misma enfermedad que yo y con otras patologías, así como a otras sin ninguna de ellas que simplemente se han sentido identificadas con determinadas frases o capítulos.

Pues al fin y al cabo es una historia real, un libro que habla de la vida.

En definitiva, yo creí que no me servirían de nada ni mi esfuerzo, ni mis premios, ni mi dedicación, ni mi perseverancia. Pero hoy puedo demostrar cómo las letras me han ayudado a ayudar y me han ayudado a ayudarme, reorganizando todos mis recuerdos, y analizándome con ello.

Ciertamente no pude estudiar mi carrera, pero ya no me importa, solo me importa ser feliz con lo que tengo y con lo que soy, y sabiendo que mi sufrimiento no fue en vano, sino que me ha hecho poder ayudar a muchas personas y a comprender mejor a otras que por muchos estudios que tengan siguen estigmatizando este tipo de enfermedades en ésta nuestra sociedad. Y he llegado al punto de comprenderles, porque la educación, los principios, los buenos sentimientos o la mente abierta no se trabajan normalmente en ninguna escuela o universidad, y siento decir que estamos en un país con bastantes estigmas sociales aún.

Estando o no inspirada, estando o no mermada en un futuro incierto… jamás dejaré de hablarle a mi fiel amigo, el papel.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR