Prensa Histórica: ‘Unas noticias importantes sobre el Sancti-Petri’

29 noviembre, 2017

por Adolfo de Castro en La Palma de Cádiz [13/04/1886]

localizado y transcrito por Alejandro Díaz Pinto [29/11/2017]

UNAS NOTICIAS IMPORTANTES SOBRE EL SANCTI-PETRI

   En mi Memoria sobre el Puerto de Cádiz, escrita y publicada en 12 cde Marzo de 1862, decía:

   «El río Sancti-Petri parece colocado providencialmente para con el ímpetu de sus aguas atender a la mayor corriente de la bahía y limpieza de la ensenada de Puntales. Por desgracia pesa sobre el río y detiene su corriente un verdadero monte de piedra: tal es el puente de Suazo. Los que poco entienden de antigüedades han creído ver en su construcción la manera romana, y de ahí han deducido que la planta del puente es obra de romanos ¡error manifiesto!

   Construían los romanos sus puentes con muchos arcos para que las corrientes de los ríos no se entorpeciesen de modo alguno. Así se ve que el puente del Danubio, hecho bajo el imperio de Trajano, tiene veinte pilares de piedras cuadradas, distantes uno de otro 170 pies, etc.»

   Y no sigo más. Basta esta indicación que hice el primero de todos sobre el origen de los daños de nuestra bahía.

   En tiempos de Felipe II, visto el absoluto deterioro del puente romano, se empezó a construir el que hoy existe. Su arquitecto fue un vizcaíno, a quien elogia mucho […] historiador Esteban de Garibay en sus Memorias publicadas por la Real Academia de la Historia. Éste, convaleciente de unas fiebres […], pasó a tomar los aires […] y aquí trató a ese arquitecto, cuyo talento elogia de un modo extraordinario, notando al propio tiempo que era corcovado. Si este asunto permitiera chistes, ¡cuántos no se podrían escribir sobre ese puente similitud de una corcova verdadera!

   Hasta ahora no se ha dado a luz noticia del estado de navegabilidad, si la palabra me es permitida, del río Sancti-Petri, antes o pocos años después de la construcción del puente de Suazo, noticia por cierto muy importante para fortalecer los juicios que han podido o pueden hacerse con respecto a su inconveniencia.

   Para otro asunto histórico hice hace tres años sacar un traslado de la Copia de una carta que el Virrey de Navarra escribió a S. M. a 28 de Abril de 1576. Esta Majestad era la de Felipe II. El manuscrito se halla en uno de los tomos de varios de la Biblioteca Colombina.

   En el momento no puedo comprobar el nombre de su autor, virrey entonces en Navarra, cosa fácil para luego y porque sufre espera. Lo principal es saber que el escrito es de un general muy práctico en las cosas de guerra de aquel tiempo.

   Al hablar de las plazas fuertes de África y luego de las españolas y portuguesas desde el estrecho de Gibraltar al Cabo de San Vicente dice lo que sigue:

   «Cádiz podría también ser sitio fuerte; pero agora no lo está, sino muy flaco y desproveído. Paréceme, pues, una de las plazas o la más importante de toda España, porque tiene muy cerca a Berbería y muchos puertos y rías y bahías, capacísimos todos de muchas armadas: y el primer día que alguna llegare gruesa, en echando la gente en tierra, no tiene más remedio de socorro, porque el que podía venir de Xerez y del Puerto y de las otras vecindades ha de caminar siete leguas y pasar el río del Puerto de Santa María por barcas; y el río de Sacti-Petri por puente, la cual derribarán los enemigos en una hora, la armada de los cuales puede entrar por la mar viva en este río, en la cual puede haber mil galeras y del río pasan a la bahía y así lo cercan todo. Y si el lugar no está muy fuerte y muy bien proveído de gente y bastimentos y municiones y artillería, con grandísima facilidad se perderá. De cuanta importancia en este lugar y puertos, V. M. lo sabe mejor que yo lo sabría decir: y por eso acudo y suplico a V. M. que mande poner mucho recaudo y con mucho cuidado en este lugar, porque de más del peligro de poderle ganar con la fuerza de una armada y campo, entiendo que se tiene de poderse perder por un trato o entrepresa, estando tan solo y descuidado como está, teniendo los enemigos de esto tanta noticia y plática…»

   Vése aquí con toda claridad que el autor consideraba navegable para barcos de guerra el Sancti-Petri, puesto que podían en su tiempo entrar escuadras por una de sus espaciosas bocas y seguir hasta la bahía.

   Cualquiera podrá dudar de la exactitud del dicho del autor y creer que escribía de oídas. Pero se dará completísima autoridad a sus palabras cuando se sepa que conocía perfectamente las costas de nuestra provincia. Describe muy bien la bahía de Gibraltar y Tánger así como la de Ceuta, y lo mismo los demás puertos hasta el cabo de San Vicente, cual queda antes expresado.

   Pronosticó a Felipe II la toma y saqueo de Cádiz veinte años después y la toma de Gibraltar que ocurrió como unos […] años después por la […] de tener estos puntos importantes sin las prevenciones debidas.

   Pero no nos detengamos en tales consideraciones históricas, inútiles para el caso presente.

   […] al objeto saber que en el Sancti-Petri podían entrar y salir libremente por ambas bocas el año de 1576, numerosas armadas en confirmación de que el Puente de Suazo en primer término ha ocasionado el mal que hoy se experimenta.

   Esto se comprueba además por Agustín de Orozco que decía en su historia escriba en ese siglo que podían navegar el río de Sancti-Petri los bergantines y medianos bajeles, entrando y saliendo por él cuando no podían hacerlo por la bahía por tener contrario el tiempo, opinión que confirma Fray Pedro de Abreu, escritor también del siglo XVI, al juzgar tan hondable el río que por él podían navegar galeras.

   Cuando en 1625 invadió la bahía una poderosa escuadra inglesa, al río Sancti-Petri se refugió la nuestra muy reducida en número. No estaba entonces el arco del puente cortado como hoy desde el tiempo de la guerra de la independencia y para pasar por debajo de él dos galeras con víveres para Cádiz, hubo de quitárseles el alcázar de popa. Ambas naves en pleamar salieron por junto a Sancti-Petri y fondearon en la Caleta, que entonces tendría mejor surgidero que hoy para buques mayores.

   En este siglo, cuando el famoso sitio de Cádiz del año 1823, se vio la importancia de ese río hallándose nuestra isla cercada por mar y tierra. Poseo manuscritos y originales del Sr. Marqués del Socorro los Recuerdos de un oficial subalterno acerca del sitio de Cádiz de 1823.

   Al tratar de la toma o, mejor dicho, de la entrega a los franceses del fuerte de Sancti-Petri, consigna el mal que la ciudad y la de San Fernando lo experimentaron con esta pérdida.

   «Al amparo (dice) y bajo los fuegos del castillo se acogían las embarcaciones que aprovechando los levantes, venían frecuentemente por el estrecho burlando el bloqueo sin que pudiesen impedirlo los enemigos y por el mismo punto eludían también en la salida la persecución. Importante había de ser para los sitiadores su posesión para cortar nuestras comunicaciones y cortar nuestro flanco.»

   En resumen, durante la guerra de la independencia los caños y el Sancti-Petri prestaron grandes servicios a la defensa de la Isla Gaditana y lo mismo en 1823, en lo que dejó manifestado y asimismo con lanchas cañoneras cuando el reconocimiento de la línea el día 16 de Julio.

   Estratégicamente importa mucho a Cádiz el mejoramiento de todo para su defensa.

   Consignados estos hechos históricos, y algunos con documentos enteramente desconocidos hasta el día de hoy, cumplo con el objeto que me ha guiado que no es otro que ilustrar más y más un asunto en que tan interesadas se hallan las poblaciones de Cádiz y San Fernando con otras comarcanas. Considero que es una obligación para todos los amantes de nuestra patria, y contribuir en lo que nos sea posible a la favorable resolución de aquello de que dependa en parte notable la seguridad de una próspera existencia cual sus servicios y su importancia merecen.

ADOLFO DE CASTRO.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR