Premio a una Bahía emprendedora

7 marzo, 2017

por Alejandro Díaz Pinto

El Programa de Participación y Sensibilización Ambiental en Red Natura 2000 propuesto por la Asociación Amigos de Los Toruños es uno de los beneficiarios del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural. Las salinas protagonizarán su próxima actividad el viernes 10 de marzo en el Centro de Visitantes de San Fernando.

Encuentros culturales, voluntariados, colaboraciones con diferentes entidades y, sobre todo, actividades donde cada valor del Parque tendrá su momento son los patrones sobre los que se sustenta este programa subvencionado por la UE a través de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. Su promotor -y responsable de la asociación- es el ambientólogo isleño Antonio Jesús Rivero Reyes que cuenta con una dilatada experiencia como voluntario a través de su propia consultoría, Marisma21, coordinando junto a otros agentes la protección de la colonia de charrancitos que cada verano se da cita en la Playa de Levante, integrada en el Parque Metropolitano de Los Toruños.

Dicho voluntariado se mantendrá entre los meses de mayo y junio, aunque integrado en el nuevo programa que no solo enfoca su atención a esta singular especie sino a otras muchas del litoral gaditano además de la erradicación de flora invasora y organización de actividades relacionadas con la sal, las algas, el pescado de estero o los molinos de marea como patrimonio etnográfico e industrial.

Es de hecho La importancia de las salinas el tema elegido de cara al primer encuentro temático el próximo 10 de marzo incluyendo charla formativa con carácter histórico-educativo y posterior visita guiada a la Salina El Estanquillo en colaboración con Atlántida Medio Ambiente y la Oficina para la Sostenibilidad de la Universidad de Cádiz. Los interesados deberán presenciarse en el Centro de Visitantes de Camposoto a las 16:00 horas, no sin antes enviar un correo electrónico con su nombre, apellidos y DNI a la dirección amigosparquebahia@gmail.com a objeto de facilitar la organización del encuentro.

La cultura salinera continuará reivindicándose con sus propias jornadas de voluntariado en las salinas La Matilde, de Chiclana, y Tres Amigos, en San Fernando, siempre en coordinación con el Parque Natural Bahía de Cádiz. Estas sesiones que prevén celebrarse al menos una vez al mes se inaugurarán en La Matilde a finales de marzo y contemplan, además del seguimiento de la avifauna, el control de la lámina de agua mediante compuertas para asegurar el éxito reproductivo de las diferentes especies.

Las aves son también protagonistas con el seguimiento de la red ornitológica de Los Toruños que vivió su primera sesión el pasado 28 de febrero y a ellas se dedicarán próximos encuentros sin obviar otros temas como las posibilidades económicas del Parque Natural, la vegetación y el despesque, que posiblemente sea el último en fecha a modo de despedida.

Publicidad del Programa de Participación y Sensibilización de la AAT.

Publicidad del Programa de Participación y Sensibilización Ambiental Red Natura 2000.

Emprendimiento y Sostenibilidad

Con independencia del programa descrito, Rivero continúa trabajando a través de Marisma21 en la recuperación de la Salina del Molino de Ocio, en Puerto Real. Se trata de una iniciativa privada ampliamente descrita en la última entrevista de Patrimonio La Isla a este profesional pero respecto a la que -informa- se están dando nuevos pasos enfocados a la primera fase del proyecto.

Ésta consiste, básicamente, en subdividir el gran tajo existente hasta el momento en pequeños canales que permitan la extracción artesanal de sal marina virgen y flor de sal. «Tanto el Ayuntamiento como el Parque Natural se muestran receptivos y solo nos falta el visto bueno de Demarcación de Costas», explica, ya que además de la tajería se prevén movimientos de tierra para adecuar caminos turísticos.

Se trata de un macro-proyecto subdividido en varias fases donde Marisma21 asesora a la concesionaria de la salina, Olivaida, en lo relativo a esta industria como potencial económico en la Bahía a la vez que «una vuelta a nuestros orígenes culturales», indica. Es, además, la primera vez que una salina que ha sido industrial desde sus orígenes se reconvierte en artesanal, y «aunque con todas las limitaciones que implica la iniciativa privada, estamos abiertos a cualquier ayuda pública que salga. De momento, paso a paso».

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR