Premio a la recontextualización de las salinas isleñas

21 febrero, 2017

por Alejandro Díaz Pinto

La sal, las algas, el pescado de estero y la dinamización turística son los cuatro pilares que sustentan el proyecto ‘Resalta’, ganador del III Concurso de Ideas de la Cátedra Metropol-Parasol de la Universidad de Sevilla (US)

Son conscientes del potencial del Parque Natural Bahía de Cádiz como fuente generadora de actividad y empleo. Por eso, cuando se les presentó la oportunidad de realizar un proyecto de regeneración urbana sobre una zona degradada no tardaron en decantarse por esta opción.

Fue el isleño Fernando Camacho quien propuso a sus compañeros, Ignacio Martín y Manuel Lería, centrarse en las salinas gaditanas por constituir un enclave natural en conexión directa con la ciudad. Establecían las bases la intervención sobre un núcleo urbano andaluz de más de 50.000 habitantes y vieron en San Fernando una oportunidad pero, eso sí, «sin obviar el resto de municipios que conforman la mancomunidad, no queríamos un proyecto localista», aclaran todos, egresados de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Sevilla.

Es por ello que su primer paso fue identificar sobre un plano de la Bahía todas las salinas que están en desuso en la actualidad con vistas a decantarse por el más idóneo de los municipios y parcelas de actuación, en este caso las salinas El Molino y Los Ángeles. «Como arquitectos nos interesaba la rehabilitación de las antiguas casas salineras», pero quedaba mucho por llegar a ese punto ya que «hablamos de un proyecto de gestión turística, comercial y de ocio». «No debemos entender el paisaje como algo meramente contemplativo sino también productivo y, ateniéndonos a la norma de mínima intervención, también asimilable por la Arquitectura como ámbito científico». El proyecto, además, debía ajustarse a la realidad. De ahí la incorporación de un cuarto miembro, el estudiante de Administración y Dirección de Empresas por la Universidad de Cádiz, Juan Mayán, para completar este equipo multidisciplinar incluyendo un plan de viabilidad económica presupuestado en 430.000 € (aprox.)

El resultado es un proyecto premiado con 2.500 € que no parece tener cabos sueltos. Contempla desde el crecimiento demográfico hasta la tasa de desempleo pasando por factores patrimoniales como los picos de apogeo de las casas salineras a lo largo del siglo XIX. Lo definen como «un reto para nosotros» ya que es algo completamente nuevo que «no se limita a la rehabilitación de un edificio o a proyectar otro de nueva planta, como estamos acostumbrados».

Esquema idealizado del interior de una casa salinera.

Esquema idealizado del interior de una casa salinera.

Cinco oportunidades

Entre los resultados destaca lo que en la memoria final denominan las ‘cinco oportunidades’. Dos de ellas constituyen el eje vertebrador del trabajo: la sal y las algas marinas. Ambas «conforman la primera fase y son en las que más nos centramos de cara a la viabilidad económica», aclaran. La segunda fase incluye el pescado de estero, el patrimonio arquitectónico y un programa de actividades recreativas. Todo ello viene a demostrar -aclaran- cómo llevar a cabo un proyecto de regeneración urbana de la mano de una iniciativa empresarial, a partir de «un paisaje que subyace y que es necesario volver a contextualizar».

La materia prima está ahí y lo saben, así como las infraestructuras necesarias, susceptibles de ser conectadas con lo que un día fueron pero de acuerdo a las exigencias de hoy. Son conscientes de la cantidad de proyectos, ideas, ‘propuestas de Año Nuevo’ que giran en torno a este tema, la eterna cuenta pendiente de La Isla que nunca acaba de cuajar. Sin embargo, «hay que seguir insistiendo, y ahora es un buen momento gracias a los EDUSI con los que hemos sido beneficiados». Se refieren a las Estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado que el Ayuntamiento solicitó para, entre otros proyectos, «dar valor al borde del Parque Natural en su zona este».

«Existen una serie de infraestructuras comunes. La inversión sería común a todos los agentes implicados, pero los beneficios también», reivindican.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR