El patrimonio de San Fernando, presente en un congreso internacional celebrado en Portugal

30 noviembre, 2015

por Alejandro Díaz Pinto

La Dra. Yolanda Muñoz Reyacudió a la Universidad Nova de Lisboa para presentar un análisis de caso sobre los retablos de la capilla del Cristo.

Los retablos neoclásicos de la capilla de la Vera Cruz compartieron foro, este fin de semana, con otros de la talla de los de la Catedral de Sevilla o la de México. Algo que ha sido posible gracias a la labor de la Dra. en Arte y Humanidades Yolanda Muñoz Rey, quien basó su tesis doctoral en esta pequeña joya del neoclásico gaditano.

El retablo en el espacio iberoamericano, forma, función de iconografía fue el título al que se acogieron más de treinta ponencias que trataban de abordar no sólo los vínculos entre el concepto peninsular y su extensión a Iberoamérica, sino también análisis de caso y otras cuestiones más concretas como la que planteó la investigadora isleña, centrándose en las cuestiones que atañan al surgimiento y conservación de retablos pertenecientes a iglesias pequeñas. Toda una problemática que parte desde su concepción a cargo de maestros no demasiado reconocidos, y donde los proyectos, planos y contratos, suelen brillar por su ausencia, “no solía haber demasiados oficios participando en su realización -explica- como en las obras magnas, y en adelante estárán muy poco protegidos”.

Destacó también las intervenciones que con dudosa profesionalidad se les practican con el paso de los años, y puso como ejemplo los pertenecientes a la capilla del Cristo, “contextualizados en la primera década del siglo XIX como sustitutos de unos anteriores, probablemente de mampostería”. Todos sufrieron sucesivos ‘arreglos’ en 1865 -seguramente con motivo de la visita de la reina Isabel II- y a mediados del siglo XX, intervención esta última que les otorgó el aspecto que presentaban hasta la labor llevada a cabo por la escuela taller que ella misma dirigió a partir de 2010, completando así todo el proceso de investigación.

Destacaba asimismo que “el rastreo documental es más difícil de lo habitual en estos casos, dando pie a una labor casi de arqueología”. Fue una de las premisas a la hora de reconstruir la historia de una de esas capillas vinculadas al surgimiento de nuevos barrios en la segunda mitad del siglo XVIII en La Isla, “por iniciativa popular y apoyada por el señor de Madariaga”.

No es la primera vez que Muñoz Rey participa en un simposio de carácter internacional. Ya tuvo la oportunidad de exponer sus conocimientos sobre la rehabilitación del patrimonio en obras menores durante el congreso ‘Emerge 2014’, en la Universidad de Valencia. Un compromiso más dentro de su labor como investigadora es, de hecho, “estar siempre pendiente de jornadas en las que participar, de publicaciones que poder hacer”, explica, y centrándose en este caso, “hemos logrado diferenciarnos de otras propuestas porque la mayoría de los ponentes abordan aspectos relacionados con el retablo barroco”. Algo debido a la gran tradición que en cuanto a este estilo existe en España y Portugal, y que ha otorgado la posibilidad a los participantes de centrarse en muy diversas variantes como azulejería, pintura al temple e incluso sobre tela.

Gente de toda España y países como Puerto Rico, México o Brasil han compartido pues conocimientos estableciendo lazos de colaboración que Yolanda ha sabido aprovechar llevándose alguna que otra sorpresa, por ejemplo, uno de sus compañeros de mesa presentaba conclusiones sobre cómo las fuentes escritas influenciaron la evolución Barroco-Neoclásico, y mencionó nombres tan familiares como Antonio Ponz -autor del compendio Viaje de España a finales del siglo XVIII- o Gaspar de Molina y Zaldívar -III Marqués de Ureña-, cuya figura está estrechamente vinculada a La Isla.

Aunque no hubo turno de preguntas, la investigadora dedujo a tenor de sus expresiones que los oyentes “se sorprendieron mucho al ver el antes y el después de nuestros retablos”. Y es que después de dos siglos absorbiendo humedades que en adelante se evitarán gracias a un nuevo sistema de anclaje, y de la recuperación de la policromía original desconocida hasta hace pocos años, la retablística neoclásica de la capilla de la Vera Cruz presenta un aspecto a falta de los últimos retoques que la ciudad espera ver pronto acometidos. Y que esta edificación, “ejemplo de interpretación popular del neoclasicismo única en la Bahía” recupere en La Isla la importancia que sus estudiosos se preocupan por divulgar en foros internacionales.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR