Lingotes de cobre romanos en las proximidades de Sancti Petri

10 noviembre, 2017

por María Elena Martínez Rodríguez de Lema

Dra. en Filología Clásica, profesora e investigadora

La pareja que representa el abrazo más antiguo del mundo, la batería y la necrópolis del Polígono de Tiro Janer y el pecio romano hundido cerca del islote de Sancti Petri han sido los temas de las ponencias en la primera jornada de los XX Encuentros de Historia y Arqueología.

Después de un parón de más de una década, los Encuentros de Historia y Arqueología se retoman en su vigésima edición con una gran acogida por parte de todos los interesados en este tipo de patrimonio isleño gracias a la Delegación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de San Fernando y los miembros del Grupo de Investigación HUM-440 ‘El Círculo del Estrecho’; D. José J. Díaz Rodríguez, D. José A. Expósito Álvarez, y D. Eduardo Vijande Vila, de la Universidad de Cádiz, y D. Antonio M. Sáez Romero de la Universidad de Sevilla; en colaboración con el Museo Naval de San Fernando.

La presentación de esta primera jornada estuvo a cargo de José J. Díaz Rodríguez, profesor de la UCA, que destacó el significado altamente positivo que tiene esta vigésima edición para el estudio y puesta en valor de nuestro patrimonio arqueológico e histórico. Resaltó además que en número de inscripciones igualó al anterior congreso de Camarón, por lo que en este sentido se demuestra que la ciudad de San Fernando se interesa por diversos temas.

La primera ponencia, Investigación, restauración y traslado del enterramiento doble abrazado de la necrópolis de Campo de Hockeyse realizó en dos partes, interviniendo en primer lugar el Dr. Eduardo Vijande, arqueólogo y profesor de la UCA, que estuvo al frente de los trabajos de este yacimiento de San Fernando desde el año 2008. El profesor se centró en una descripción del mismo, afirmando que contiene unas 200 tumbas de las cuales el 80% son individuales, con un reducido número de tipo más monumental, lo cual presupone la existencia de una sociedad jerarquizada. En general las tumbas presentan diversidad tipológica, encontrándose el individuo en posición de cúbito lateral y con el ajuar in situ. También se han podido obtener datos de consumo y de la existencia de diferentes especies de animales. Pasó luego a describir al ya famoso enterramiento doble conocido como el de los enamorados, de 6000 años de antigüedad. El individuo de la derecha es un hombre de entre 35 y 40 años de edad, y el de la izquierda es una mujer de entre 12 y 14 años. Se les infiere un carácter afectivo por la posición en la que han sido encontrados, aunque a pesar de los estudios de ADN realizados, todavía no se sabe cuál era esta relación. Aparecieron con un ajuar de cinco agujas. Vijande señaló que este tipo de enterramiento no es único en el mundo, puesto que en Turquía existe uno de 8.000 años de antigüedad, y en Sta. Elena (Ecuador) se ha catalogado el llamado Los amantes de Sumpa fechado entre los años 8.000 y 4.600 a. C. De la misma manera se refirió a Los Amantes de Velardo, en Mantua (Italia), fechados en 2.500 a.C., para los que se ha creado en esta ciudad italiana nada menos que todo un museo. Considera este brillante arqueólogo, que siendo nuestros enamorados el enterramiento más antiguo conocido en Europa occidental merece una ubicación más digna de la que ahora mismo dispone en el Castillo de San Romualdo. Asimismo es verdaderamente lamentable que sobre un yacimiento tan significativo se haya construido encima un campo de Hockey.

Seguidamente tomó la palabra D. Francisco Terán, que se centró en el tema de la restauración, movimiento y traslado del mencionado enterramiento. En principio, el estado de conservación en el que se encontró era bueno. Se procedió a la limpieza superficial de los huesos y unión de las piezas sueltas del cráneo de la mujer y del fémur del hombre. A continuación, a la consolidación química con resina sintética por impregnación, y a la protección de la superficie con papel japonés. Luego se acometió el desfalcado excavando a bisel, para proceder al encofrado con cartón y papel metálico y la construcción de una cama rígida con poliuretano y varillas metálicas. Se trasladó al Museo Municipal donde se procedió al proceso invertido, para extraerlo y permitir su montaje en un cajón de madera como se exhibe en el museo.

De izda. a dcha.: Eduardo Vijande Vila, Francisco Terán Santander y Margarita Ristori Romero

De izda. a dcha.: Eduardo Vijande Vila, Francisco Terán Santander y Margarita Ristori Romero

Tras una breve pausa dio comienzo la segunda ponencia El yacimiento del polígono de tiro Janer, a cargo de los arqueólogos directores de los trabajos de excavación Dña. Alexia Echevarría Sánchez y D. Roberto Díaz Rodríguez. Fue realizada también en dos partes. Echevarría se refirió, en primer lugar, a los trabajos de la Batería, que se encuentran interrumpidos por motivos ajenos a la voluntad de los arqueólogos. Dichos trabajos se organizaron en cuatro fases, durante las que se procedió al dibujo de campo, metrología, etc., y al estudio paramental con picola y martillo neumático, limpieza, y excavación de trincheras para la búsqueda de parapetos. Durante estos trabajos se localizaron tuberías e infraestructuras, escombreras contemporáneas, y restos de cerámica romana en vertidos de rellenos procedentes del Cerro de los Mártires, quedando completado el picado de la fachada. Además, en una de las trincheras próxima a la carretera de Villa Maruja se encontró un horno, materiales romanos y un yacimiento púnico. En la segunda fase se procedió a tapar las trincheras y se localizaron tres nuevos hornos, tres tumbas (dos de adultos y una infantil), dos piletas, y varios alcorques, por lo que se procedió a su excavación y limpieza manual. Alexia terminó su intervención agradeciendo el interés que los ciudadanos de San Fernando le han mostrado durante la realización de los trabajos.

A continuación, tomó la palabra el arqueólogo D. Roberto Díaz Rodríguez para ocuparse de la Necrópolis del polígono Janer. En ella se han localizado 47 tumbas bien conservadas a pesar de expolio, ya que en su opinión la estructura de acuartelamiento ha ayudado en este sentido. Entre ellas abundan las fosas simples con cubierta a la capuchina. Se ha encontrado una cista doble. Los individuos se hallan en posición de cúbito supino, y un 30% fue envuelto en sudario. El número de individuos masculinos es ligeramente superior al de individuos femeninos. En cuanto a la edad, similar en todos, está en torno a los 40 años, salvo un neonato, algunos de menos de seis años e incluso de edad bastante avanzada. Los rasgos físicos son de carácter caucásico-mediterráneo.

La tercera y última ponencia, titulada Investigaciones arqueológicas de la UCA en el entorno de Sancti Petri. Resultados de la primera campaña en el pecio Arapalestuvo a cargo del arqueólogo D. Felipe Cerezo Andreo, de la UCA. Cerezo comenzó explicando que el vínculo existente en la UCA con el entorno de Sancti Petri y el municipio de San Fernando ha sido constante en los últimos años. Gracias a la colaboración de buceadores deportivos y pescadores a través de Miguel Aragón y Juan Palacios, se tuvo conocimiento de la acumulación de materiales inéditos de gran interés para la investigación. Por este motivo, al proyecto escuela se le puso el nombre de Arapal, las iniciales de ambos apellidos. Se llevó a cabo durante el mes de septiembre de 2017. Los objetivos del proyecto se dividían en dos partes: Investigación y docencia. La parte de investigación incluía: cronología, contabilización y evaluación de riesgos, estado de conservación, y zonas de potencial conservación de arquitectura naval. La parte de docencia incluía: el yacimiento escuela y la formación de una generación de jóvenes investigadores en la planificación, estudio y protección del PCS. Tras las primeras inmersiones de prospección y documentación en la prolongación de la barra del islote de Sancti Petri, se pudo localizar un pecio que chocó y se hundió en la zona con un cargamento de lingotes de cobre de época romana, probablemente del siglo I. Aunque se pudo comprobar que los vientos han influido en su localización, se delimitó un yacimiento de 18 x 8 m. La jornada de trabajos comenzaba al amanecer y se desarrollaba durante ocho o nueve horas al día, cuatro de ellas en el agua. El primer problema fue la visibilidad, ya que a veces no alcanzaba los dos palmos. La siguiente dificultad fue la irregularidad del fondo marino, por lo que se procedió a la cuadrícula del terreno con cables elásticos. No se encontraron restos de arquitectura naval, lo que es bastante normal en estos casos. Con la manga de succión se fueron retirando los sedimentos y se localizaron más de 70 lingotes de cobre y una pared de ánforas. El penúltimo día, con una visibilidad de más de seis metros, se pudo realizar la planimetría, 413 fotografías y se consiguió una microtopografía del yacimiento. El resultado está todavía en proceso. Los lingotes, que estaban marcados con números romanos, se extrajeron para su inventariado y estudio de inscripciones en el laboratorio de la Universidad.

Se conocen dos pecios de estas características en Sancti Petri y 11 en el Mediterráneo, cuya localización induce a pensar en una ruta de salida desde la zona del distrito minero de Huelva hacia este mar.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR