Vijande aborda en Villamartín las singularidades de ‘Campo de Hockey’

11 febrero, 2015

por Alejandro Díaz Pinto

El arqueólogo reivindica la singularidad del yacimiento isleño en la últtima edición de las ‘Jornadas Técnicas’ que el municipio gaditano pone en marcha cada año.

La prensa isleña hace más inciso que nunca en algo que los especialistas en Arqueología de la zona ya sabían, y la sociedad cañaílla asume con más fuerza cada día. San Fernando, como otros muchos puntos de la provincia, constituye una gran fuente de conocimiento por la cantidad de tesoros latentes bajo su suelo. Restos de todas las épocas, en ocasiones perdidos, debido a la especulación, muchos de ellos, víctimas de un momento donde el Patrimonio no gozaba de tan alto grado de protección. Otros, ocultos, a la espera de poder ver la luz, o en pleno proceso de estudio, en función de su trascendencia, de su singularidad. Factor determinante de cara a una futura toma de decisiones.

Si bien es cierto que salvo en contadas ocasiones, aún no se ha podido -sabido o querido- ver en esta riqueza patrimonial una oportunidad para el desarrollo, sino más bien un freno, en muchos pueblos cercanos sí han apostado por ello como signo de identidad, incentivando la actividad económica del municipio además de potenciar el conocimiento de la propia historia de la ciudad.

Es el caso de Villamartín, municipio gaditano que cada año celebra unas ‘jornadas técnicas’ con la participación de verdaderos profesionales en la materia, y que este año ha estado dedicada a uno de sus grandes iconos: el Dólmen de Alberite. Dicha estructura funeraria, con más de 6000 años de antigüedad, comenzó a ser investigada a principios de los noventa, y, aún hoy, continúa protagonizando estudios, jornadas y coloquios en torno ella por todo cuanto simboliza para el contexto en que se ubica.

El Dolmen de Alberite: 20 años después. Avances y perspectivas futuras sobre el Megalitismo atlántico en el extremo sur de Iberia es el nombre completo de una edición que busca dar a conocer lo que supuso este descubrimiento tras dos décadas de investigación. Aunque la mayoría de las conferencias a celebrar durante el presente mes de febrero se centran, principalmente, en el Megalitismo en Villamartín y la Sierra, su jornada inaugural contó con la presencia del Dr. en Prehistoria Eduardo Vijande Vila, natural de San Fernando, quien con gusto acudió el pasado jueves, 5 de febrero, para tocar de uno de los descubrimientos que más ha dado y dará que hablar en décadas: el yacimiento neolítico ‘Campo de Hockey’, cuyas excavaciones dirigió allá por 2007.

La razón, explica Vijande, es que “el yacimiento de San Fernando -donde apareció la famosa tumba doble conocida como ‘Los Enamorados’-, cuenta con una cronología similar a la del dólmen villamartinense” pero, al mismo tiempo “tiene la particularidad, frente a sus homónimos andaluces, de constituir una necrópolis planificada, donde las tumbas aparecen señalizadas y bien ordenadas”. Los enterramientos de ‘Campo de Hockey’ son individuales, dobles, o como mucho cuádruples, a diferencia del carácter colectivo propio de la mayoría de enterramientos megalíticos existentes en el sur de España, como son los casos de Antequera, Soto (Huelva) o el propio de Villamartín, algo que evidencia una variedad en las sociedades que poblaron esta zona durante la era neolítica.

Una concepción diferente de los rituales funerarios megalíticos fue lo que el Dr. Vijande aportó a la primera de estas ‘Jornadas Técnicas de Villamartín 2015’, a través del yacimiento isleño que, como se sabe, es el núcleo poblacional sedentario más antiguo conocido en todo el archipiélago gaditano contando con tres grandes zonas: una alta residencial, una media industrial -con cinco pozos de almacenamiento- y una baja, la más interesante, donde su ubica la necrópolis. Pese a que ni siquiera salió a la luz la totalidad del mismo, su singularidad atrajo a expertos de todo el mundo protagonizando además artículos científico-divulgativos en las más prestigiosas publicaciones a nivel internacional. Los estudios en palinología, arqueofauna, malacofauna, huellas de uso en conchas, arqueometría, dataciones absolutas, antropología física, industria lítica o cerámica continúan a día de hoy de la mano de especialistas pertenecientes a varias universidades de España. Todos ellos, convergerán en una futura monografía que muchos esperan con ganas.

De la experiencia en Villamartín destaca Vijande “el interés mostrado por todos los asistentes, quienes realizaron preguntas de mucho nivel”. Es la prueba irrefutable de unos ciudadanos que se preocupan por la conservación y la investigación de su Patrimonio Arqueológico, pero también de unas administraciones que invierten lo suficiente para la correcta organización de eventos de esta naturaleza. El trabajo ha de ser un tripartito “entre ciudadanos, asociaciones y ayuntamientos, especialmente estos últimos, que no siempre aprovechan los equipamientos culturales de que disponen las ciudades, ni están al día en lo que respecta a un factor determinante: la difusión a través de las nuevas tecnologías”.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR