Vijande aborda en Granada los últimos avances en torno a la industria lítica de ‘Campo de Hockey’

30 junio, 2016

por Alejandro Díaz Pinto

En total se han estudiado unas 5000 piezas documentadas en los pozos del poblado. En los próximos meses se completará el estudio lítico de todo el yacimiento.

Los últimos avances en torno a este ámbito aun en proceso de investigación constituyen el contenido de la ponencia que bajo el título Análisis tecnotipológico de la industria lítica documentada en los pozos neolíticos del poblado de Campo de Hockey compartió la semana pasada en Granada el Dr. en Prehistoria Eduardo Vijande Vila como parte del VI Congreso del Neolítico en la Península Ibérica.

Es, en esencia, una de las muchas ramas de investigación nacidas a partir de este descubrimiento seismilenario en cuyo estudio participan universidades de dentro y fuera de España. La UCA estuvo allí representada por el propio Vijande y por los arqueólogos Antonio Barrena y Sergio Almisas quienes -junto al catedrático José Ramos Muñoz y el geólogo Salvador Domínguez- integran este equipo de investigación.

Un total de 141 ponentes con diez minutos cada uno para sintetizar sus investigaciones se dio cita en la capital granadina entre el 23 y el 25 de junio. Fue el isleño Eduardo Vijande quien -como coordinador de los estudios- subió al estrado para compartir con los presentes las últimas conclusiones en torno a las herramientas fabricadas y usadas por esta sociedad tribal. Una verdadera fuente de información que aporta datos sobre el modo de trabajo, el origen de las materias primas empleadas en la realización de estos útiles o su manera de gestionarlas.

“Hemos documentado herramientas propias de actividades cotidianas, destacando la elevada presencia de útiles con lustre de cereal que nos confirma la importancia de la agricultura”, declara Vijande, así como “microlitos geométricos que funcionarían como armaduras de arpones y proyectiles para actividades de caza y pesca”. Próximos estudios por parte de investigadores del Centro Superior de Investigaciones Científicas de Barcelona (CSIC) determinarán el uso exacto de estas piezas.

Aunque la investigación no ha concluido, se tiene constancia de la existencia de dos fuentes de aprovisionamiento. Ambas pétreas y fundamentalmente de sílex, “aunque también están presentes la cuarcita y la arenisca”, ha explicado Sergio Almisas a este medio. “Una de ellas, de origen local, se nutría de cantos rodados autóctonos -aclara- pero también hay herramientas que por sus dimensiones parecen proceder de bloques de sílex mayores fruto de intercambios con el exterior”.

Vijande siempre ha defendido que “La Isla estaba entonces mucho más alejada del continente que en la actualidad”, por lo que estas conclusiones, sumadas al material exótico de algunas piezas de ajuar halladas en las tumbas más monumentales del yacimiento, consolidan la hipótesis de una red comercial y, por tanto, el dominio de técnicas básicas de navegación hace 6000 años.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR