Una ruta teatralizada convierte al Zaporito en ‘historia viva’

6 mayo, 2017

por María Elena Martínez Rodríguez de Lema

Dra. en Filología Clásica, profesora e investigadora

El pasado domingo 23 de abril tuvo lugar el estreno de la ruta teatralizada del Zaporito, una idea surgida un año atrás, cuando un grupo de jóvenes decidieron dar vida a la historia de este barrio isleño en clave de comedia entorno a su molino.

Merche Aleu, licenciada en Humanidades; Alejandro Díaz, periodista, y máster en Patrimonio; y los actores profesionales Rosa Romero y Vandy Sabajanes, se pusieron manos a la obra, con la colaboración de Ramón Morales, gerente de la empresa Ciencia divertida, que gestiona el molino.

Recogieron datos y estudiaron una historia que está llena de grandes personajes de la nobleza, de ricos hombres de negocios e importantes industriales, pero también de gente sencilla y trabajadora. Precisamente de la mano de esta gente sencilla estos jóvenes han sabido reconstruir la vida cotidiana del lugar en sus diferentes momentos históricos.

Investigando las costumbres y la vestimenta de los siglos XVIII, XIX y XX, diseñaron un vestuario que ha conseguido contextualizar la escena, pero también aportarle comicidad.

Han memorizado textos históricos completos y artículos de periódicos de la época, recitándolos con tanta gracia, que sólo un entendido se daría cuenta de que son auténticos.

El interés de este grupo en realizar un trabajo riguroso y de acuerdo con los datos que poseemos, quedó de manifiesto en las reuniones previas que tuve con ellos, en las que enseguida me di cuenta de que el objetivo que perseguían era hacer pasar al público un rato divertido, conociendo a personajes como Juan Domingo Saporito, quien construyó el caño y le dio su nombre; a José Micón, que fabricó el molino; a Manuela Tomasa, su rica heredera; a Gaspar de Molina y Zaldivar, III Marqués de Ureña; y a Manuel Martínez Caballero, carpintero de ribera e industrial, entre otros. Cada uno de ellos cobra vida magníficamente interpretado, teniendo como fondo el molino, el caño y el muelle que conocieron.

El chiste, la caricatura y la historia se dan la mano en una curiosa simbiosis, sin que ninguno de ellos menoscabe a los otros.

El público asistente se divirtió de lo lindo, y participó en los diálogos e incluso en la escena. Totalmente cautivado, disfrutó con las sorpresas que ofrece el espectáculo, viviendo en una hora la historia, desde sus mejores épocas hasta su decadencia en la segunda mitad del siglo pasado. Acabaron la ruta con las ideas claras sobre su nombre, que nada tiene que ver con San Hipólito, sino con Saporito, apellido de aquel rico genovés, afincado en Cádiz, que se compró en la Isla de León estas tierras. El ceceo andaluz fue el encargado de convertir la –S– en –Z– y de ahí el actual topónimo ‘Zaporito’

Cuando una lleva investigando y trabajando más de 25 años para difundir la historia de este barrio, la etimología de su nombre y las personas que supieron aprovechar los recursos del lugar, es una gran satisfacción que jóvenes con ideas modernas, valoren las posibilidades que tiene nuestro patrimonio y vayan abriéndose camino en este sentido. El espectáculo merece la pena presenciarlo. El éxito de este primer pase augura muchos más.

Pase especial vespertino. La ruta continúa ofertándose miércoles y domingos por la mañana.

Pase especial vespertino. La ruta continúa los miércoles y domingos por la mañana.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR