«El patrimonio textil merece el mismo trato que el escultórico o el pictórico»

28 octubre, 2016

por Alejandro Díaz Pinto

Los profesionales Pablo Portillo y Pablo Pérez, de Sevilla y San Fernando respectivamente, conforman la empresa ‘CYRTA. Restauración de tejidos’ desde julio de 2016.

Siempre que se cita el concepto de ‘Patrimonio’ vienen a la cabeza edificios históricos, yacimientos arqueológicos o parques naturales. Sin embargo existen otras ramas más desconocidas que aún luchan por medrar en la conciencia colectiva, no por ello exentes de importancia y casi siempre presentes -aunque veladas- entre las colecciones de cualquier localidad.

Es el caso del ‘Patrimonio Textil’, es decir, tejidos singulares, algunos de gran antigüedad y riqueza en su composición, bien por su procedencia o por los detalles en seda o hilos de oro/plata que lo ornamentan. Suelen ser piezas de uso doméstico propias de otra época, ligadas a familias nobles e instituciones como la Armada o la Iglesia y siguen estando muy de moda dentro del mundo cofrade.

A objeto de restaurarlas y conservarlas están formándose profesionales como los que -a caballo entre San Fernando y Sevilla- componen ‘CYRTA. Restauración de tejidos’. Tanto Pablo Pérez como Pablo Portillo son licenciados en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, por la rama de Restauración y Conservación de Bienes Culturales. Teniendo claro además el itinerario que se propusieron llevar, fueron hasta Palencia para especializarse mediante una Enseñanza Superior de Grado en Conservación y Restauración de Bienes Culturales Textiles, sólo existente allí, concretamente en la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales ‘Mariano Timón’.

Pérez, vinculado desde pequeño al mundo cofrade isleño, siempre había notado la carestía de restauradores especializados en este sector, de hecho, «en el ciclo solo éramos cuatro personas». Confiesa que «siempre me sentí atraído por el tema, pero era algo de lo que prácticamente no se hablaba debido quizá al desconocimiento».

Claro que la fase formativa es solo eso. El trabajo se torna más duro con la primera inmersión en el mundo laboral, en su caso, cuando el ciclo ni siquiera había terminado con tres meses de estancia en el extranjero. Pérez en la renombrada empresa de Viterbo ‘Tessili Antichi’ (Italia) mientras Portillo marchó a Florencia para trabajar en el Museo del Tessuto di Prato. Concluida el segundo año se adentraron otros tres meses en las dependencias del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) para trabajar con piezas del siglo XVII, algunas de ellas muy famosas en la Semana Santa de Sevilla.

Tarjetas con el logo de 'CYRTA. Restauración de tejidos', números de teléfono y otras formas de contacto.

Logo de ‘CYRTA. Restauración de tejidos’ y diversas formas de contacto.

Lo describen como «un ritmo de trabajo totalmente distinto» gracias al que descubrieron lo apremiante de entregar una obra a tiempo o su correspondiente compensación económica. Experiencias en las que, sobre todo, pudieron poner en práctica conocimientos adquiridos sobre piezas de muy diversa índole, desde pintadas hasta bordadas, en encajes, indumentarias o tejidos de punto. Y siempre, por supuesto, ateniéndose a las premisas básicas de cualquier profesional de la restauración, esto es: mínima intervención, respeto al original y conservación.

Son las que marcaron sus respectivos TFG: ‘Catalogación, inventariado y propuesta de mejora en el almacenaje de la sevillana hermandad del Beso de Judas‘, en el caso de Pablo Portillo y ‘Propuesta de intervención del hábito del siglo XVIII de Ntra. Sra. del Carmen de San Fernando‘, tema elegido por Pablo Pérez por «constituir una joya técnica y artística sin parangón en la ciudad datada entre 1770 y 1790». «Su estilo de bordado es propio de las casacas y las chupas -trajes cortesanos- de la Francia del Rococó.

Hace unos meses, además, realizaron un estudio histórico-artístico de la pieza más antigua conservada por la esclavitud del Patrón San José: un conjunto de principios del siglo XX regalado por la señora Gatica y del que solo se conserva la túnica -brocado en oro y sedas, aunque sin las mangas- y algunos fragmentos de la capa, de tisú de oro. Sus conclusiones fueron compartidas con los hermanos de la corporación en una conferencia donde se relataron interesantes anécdotas como la importante casa valenciana con sede en Madrid a la que esta señora había encargado las telas: Garín. Y es que «aún se conserva la factura de la compra y el traslado en ferrocarril de la tela, cuyas piezas sobrantes fueron devueltas debido a su alto coste».

El examen técnico de la pieza con su correspondiente estudio previo, toma de datos y posterior análisis científico para determinar cuestiones como el tipo de fibra, colorantes empleados, confección, en definitiva, materiales constitutivos de la obra, son pasos esenciales en un trabajo de estas características. Es decir, encargos como los que CYRTA está desarrollando en este momento como la restauración de un cuadro bordado en seda de propiedad particular, un juego de dalmáticas de la parroquia de Benacazón (Sevilla) o el sudario de la Sta. Cruz de Arriba de El Madroño (Sevilla). «De momento seguimos entregando presupuestos y proyectos principalmente en la provincia hispalense, la gaditana, e incluso en Toledo y otras del interior», aclara Portillo.

Eso sí, ante todo reivindican la importancia de los tejidos como «algo más que una prenda con la que vestir imágenes religiosas o adornar nuestros balcones durante las fiestas». «Constituyen un verdadero documento histórico con infinidad de valores y merecen ser tratadas por profesionales, igual que la pintura, la escultura y otras importantes manifestaciones del Arte».

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR