“Me fui de La Isla buscando mármol”

14 agosto, 2017

por Alejandro Díaz Pinto

Ldo. en Periodismo y Máster en Patrimonio Histórico-Arqueológico

La escultora Dolly Ramírez lleva más de 20 años practicando su arte en Almería. Llegó a la Sierra de los Filabres para aprender la técnica y se quedó para destacar en una industria tradicionalmente vinculada a los hombres.

El éxodo de artistas no es exclusivo del Franquismo. Claro que, afortunadamente, su móvil ya no es el pensamiento político, a veces ni siquiera la crisis. En el caso de Dolly Ramírez, isleña de 44 años, fue el deseo de perseguir su vocación, aprender a labrar la piedra natural y el mármol procedente de las canteras más preciadas de España. Empezó en el mundo de la Comunicación, trabajando de reportera en Islavisión, para tratar de continuar la tradición familiar en el sector de la Sanidad, como técnico de laboratorio entre los años 1994 y 1995. Pero llevaba el arte en las venas. No tardó en matricularse en la Escuela de Arte de Cádiz donde “pretendía especializarme en Decoración y me acabé enamorando del modelado, del dibujo y todas las opciones”, recuerda.

Deseosa de volar por su cuenta, aprovechó un beca de formación ocupacional en la Escuela del Mármol de Fines (Almería). Allí permanecería los dos años que duraba el curso, sin embargo, “al concluir el primero ya tenía trabajo, me consideraron alumna aventajada”. Se inició profesionalmente en la empresa de Francisco Sánchez Torres, conocido como ‘El Tatunda’ en la ‘Comarca del Mármol’. Allí estuvo trabajando un año para una mansión gótica de Marbella: “Realicé reproducciones de esculturas clásicas, elementos decorativos como fuentes o escudos heráldicos e incluso imágenes religiosas”, recuerda. Pero como todo en la vida, esta experiencia también tuvo su parte negativa. Caminaba tres kilómetros diarios de ida y vuelta a esta casa ubicada en el municipio de Macael, donde “era la única mujer”, una circunstancia que, desde luego, no le brindó ninguna facilidad ya que “los artesanos del mármol siempre han sido hombres, y una novata venida de fuera que hacía trabajos que algunos con muchos años de experiencia no eran capaces de hacer, no encajaba en la fábrica”.

Pero no desistió. Se instaló por su cuenta en el año 2000 para seguir trabajando en este municipio del que afirma “tiene mucho en común con Cádiz; los fenicios usaban la materia prima de sus canteras”. Allí sigue ejerciendo como artesana del ‘oro blanco’ y revolucionando a los más puristas con sus trabajos, pues “considero que al mármol hay que imprimirle vida. En la antigüedad clásica todas las obras estaban policromadas aunque esos pigmentos no hayan llegado hasta nuestros días”, comenta. El hecho de colorear la piedra fue considerado por muchos como “un sacrilegio”, aunque también creció la demanda gracias a la que considera una de sus máximas, “hacer cosas que nadie más hace”.

Este sello a base de pátinas, colores y ceras también le ha servido para evitar alguna que otra jugada; “la Guardia Civil llegó a requisar obras mías al confundirlas con piezas arqueológicas”.

Dolly realizó la heráldica de la fachada del Ayuntamiento de Carboneras (Almería), trofeos para el de Olula del Río (Almería), imágenes religiosas para la iglesia de Pórtugos (Granada) y cuenta con una reinterpretación o alegoría de la Dama de Baza en el paseo Reino de Granada, en Macael, entre otros muchos trabajos localizados en Andalucía Oriental. Ha compatibilizado estos trabajos con cursos de especialización, en Conservación y restauración de la piedra naturalAutocad para diseño industrial de piezas… así como con multitud de encargos particulares y su participación en las ferias ‘Expo-Mármol’ de la comarca entre 1999 y 2003. En ellas demostró que “con este material se puede hacer cualquier cosa, solo hay que echarle imaginación”. Por ejemplo, convirtió fregaderos en fuentes decorativas esculpiendo diversos motivos en las esquinas. Claro que hay quien continúa infravalorando el talento femenino y “no se creían que algunas obras fueran mías”.

Dolly Ramírez a sus inicios, en Almería.

Dolly Ramírez a sus inicios, en Almería.

En su tierra, también

La artista no se olvida de la provincia de Cádiz, de hecho su primera exposición colectiva tuvo lugar en la Casa de la Juventud de San Fernando siendo aún alumna de la Escuela de Arte, organizada por la Asociación de Estudiantes de Bellas Artes de Cádiz (ADEBAC).

Trabajó en Mármoles Jerez realizando heráldica, fuentes, escudos, mascarones… y en la hacienda vejeriega de Montenmedio, policromando mármol. Incluso cambió de registro para trabajar en las carrozas del Carnaval de Cádiz. Una de las experiencias que más le satisfacen es, desde luego, su intervención en la última campaña de restauración de la Catedral gaditana en 2011, donde trabajó contratada por Artesanos Canteros Almenara en las molduras de los sillares de la sacristía baja. Su nombre está grabado allí desde entonces, siendo quizá la única mujer cuya firma figura en el edificio.

Su última exposición consistió en un recorrido por toda su trayectoria artística en el hall del hotel ‘Jardines la Tejera’, de Olula del Río, en 2016. “La titulé Renacer, porque tras cesar mi actividad con la maternidad he resurgido como el fénix”, confiesa.

Hoy, Dolly sigue imprimiendo su particular sello a la piedra desde la firma Gadestone, envejeciendo con pátinas la arenisca y policromando el mármol a base de óleo y cera. Sabe distinguir entre el respeto a la tradición y la libertad creativa, y, en ese sentido, se siente orgullosa de poder demostrar con su trabajo que este material no solo se usa actualmente para hacer lápidas y solerías. “Hay muchas formas desconocidas de explotar la grandeza del mármol de Macael”.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR