Los ‘secretos’ mejor guardados de San Fernando

16 septiembre, 2017

por Alejandro Díaz Pinto

Ldo. en Periodismo y Máster en Patrimonio Histórico-Arqueológico

El historiador y escritor Eduardo Formanti reedita San Fernando Secreto, un paseo literario por los rincones más emblemáticos de esta ciudad. El millar de ejemplares vendidos desde su presentación hace dos años convierten el título en un ‘clásico’ de temas isleños.

Como complemento a este relanzamiento, se incluirá —especifica el autor— «un anexo a modo de introducción con los cambios más significativos que ha experimentado la ciudad en estos dos años». Lo cierto es que no son pocos los edificios que han venido a sumarse a los atractivos turístico-culturales de La Isla, cambios en la funcionalidad de otros o nuevos monumentos que a modo de homenaje hacia diferentes causas se han instalado en el entramado urbano.

Al tratarse de una título relativamente reciente, el grueso permanecerá inalterable. «Quería preservar su frescura, ese enfoque a vista de pájaro que funciona como una invitación a pasear por la ciudad», derivando al tratar determinados elementos hacia obras más especializadas según Formanti, quien además se enorgullece de no renegar de ninguno de los aspectos inherentes a San Fernando, temas tan dispares que abarcan desde el Carnaval o la Semana Santa hasta la importancia histórica del Real Teatro de Las Cortes, pasando por las tortillitas de camarones del Bar León. «No pretendía, cuando lo escribí, centrarme en un aspecto concreto, sino crear un compendio con lo más característico que tenemos», matiza. De hecho, se han llegado a hacer grupos para seguir la ruta que el autor plantea para conocer la ciudad.

Eduardo confiesa que «San Fernando Secreto me ha hecho sentirme embajador de mi tierra en muchos momentos». Eso sí, «sin ayuda institucional de ningún tipo, todo lo ha hecho el boca a boca». No obvia, claro está, el respaldo de Mayi, su editorial.

Son muchas las anécdotas que el autor ha atesorado durante los años que la obra lleva a la venta, por ejemplo, el interés suscitado entre aquellos que hicieron el servicio militar en San Carlos y que, gracias a ella, «han evocado recuerdos de juventud». O el desconocimiento que algunos de ellos profesaban hacia elementos con los que se topaban cada día. Sin ir más lejos, «hay quien se ha enterado que el muro contra el que solían disparar es de un puente construido en el siglo XVIII por el Marqués de Ureña», matiza. Por todo ello han llegado muchos ejemplares hasta ciudades como Sevilla o Melilla, especialmente a las poblaciones de la Bahía; estuvo en su momento entre los títulos más vendidos de la librería de la calle Ancha de Cádiz.

Ejemplares de San Fernando Secreto en una foto de Ediciones Mayi.

Ejemplares de San Fernando Secreto en una foto de Ediciones Mayi.

Rostro de la literatura isleña

Licenciado en Geografía e Historia, Eduardo es mayormente conocido por su faceta de escritor. Ha ganado numerosos certámenes literarios por toda la geografía española y siempre ha estado vinculado a los movimientos culturales de La Isla. Ha colaborado con plataformas como Arena y Cal, Ámbito, Pléyade, Cromomagazine, El Ático de los Gatos y, por supuesto, Patrimonio La Isla. Su primer libro, Cuentos Abandonados, reunió en 2014 relatos de todas las épocas de su vida, algunos de ellos premiados en los concursos anteriormente citados.

Con San Fernando Secreto (2015) unió sus conocimientos de historiador al dominio de la prosa para cumplir con su particular contribución a la historia del municipio, «poniendo énfasis en aquellos detalles que suelen pasar desapercibidos» y «recreándome en el festival de olores y sensaciones que brinda la ciudad a sus viandantes», lo que se ve enriquecido, sin lugar a dudas, por las magníficas fotografías del presidente de AFIL, Ignacio Escuín, que ilustran el libro. Curiosidades y anécdotas tienen su sitio en esta obra para la que, según el autor, «tuve muy en cuenta las fuentes orales, que aunque criticables siempre albergan un poso de verdad».

Otra de las novedades es la presentación de su primera novela —tercer libro publicado— «antes de acabar el año». Discreto, como de costumbre, no ha querido adelantar título ni género literario pero confiesa que «a los lectores cero les ha encantado».

Mantiene sus máximas de lograr, a base de esfuerzo, remover la fibra sensible de los lectores, su identificación con personajes y situaciones donde «escritor, historia y lector se funden en un todo». El respeto hacia quien lee la obra debe ser fundamental, y «eso lo da el esfuerzo, la tranquilidad del trabajo bien hecho a base de constancia y dedicación con independencia del éxito que venga después».

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR