Joven, artista y pastoreño

3 julio, 2017

por Alejandro Díaz Pinto

El isleño Alfredo Martínez comparte con Patrimonio La Isla el arranque de su carrera artística, sus líneas creativas y las expectativas en torno a un futuro prometedor.

Antonio Mota, Manuel Caballero o Ángel Torres Aléu son nombres de artistas consagrados, con monumentos icónicos y una larga lista de exposiciones y premios que corroboran la valía de su producción. Pero no deben bajar la guardia. Al menos si no quieren que una nueva generación de isleños tome las riendas del Arte con mayúscula en San Fernando gracias a su entusiasmo y formación.

Alfredo Martínez Pérez está entre ellos. Se crió entre maravillado por las escuelas dieciochescas de escultura y el interés por la historia de su ciudad, no en vano “tenemos en casa una biblioteca de temas isleños que nunca me canso de consultar”. De ahí ha venido ampliando horizontes para interesarse por la Historia del Arte en general, del mismo modo que la plastilina que tanto le gustaba modelar en el colegio fue suplida, con el tiempo, por materiales como el barro cocido.

Vecino de La Pastora, es hermano de esta cofradía y ha realizado sus primeros trabajos ‘públicos’ con los altares callejeros instalados para engalanar la procesión del 15 de agosto o la del Corpus ‘chiquito’. Durante ésta, que recorrió las calles de la feligresía hace pocas semanas, pudo contemplarse una composición de Alfredo con lonas inspiradas en el manto rojo de la Divina Pastora que un grupo de devotas confeccionaron en 1910. Presidiéndolo, una imagen en terracota de esta advocación “siguiendo la iconografía tradicional pastoreña, que cuenta con una estética muy definida”. La misma está en la línea de obras en pequeño formato por la que el joven artista, de tan solo 23 años, se está dando a conocer tras su salida de la Escuela de Arte de Cádiz. Entre su producción, de momento, cuenta con dolorosas, imágenes del Belén y otras esculturas de propiedad particular. “Sería osado ligarlas con alguna corriente concreta”, reconoce, pero “las escuelas sevillana, granadina y, especialmente, la genovesa, de gran relevancia en el Cádiz del XVIII, han sido y son una de mis fuentes de inspiración”.

Algunas de las miniaturas religiosas realizadas por el entrevistado.

Algunas de las miniaturas religiosas realizadas por el entrevistado.

Claro que le encantaría atreverse con imaginería de gran formato, pero “hablamos de trabajos de envergadura. Yo aún estoy empezando y me queda mucho camino por recorrer”, advierte.

Esta línea ‘sacra’, más personal ya que “en la escuela apenas recibimos formación en este sentido” se completa con otra faceta más académica. La misma que le empujó, tras cursar el bachillerato artístico en el IES Jorge Juan de San Fernando, a matricularse en la Escuela de Arte de Cádiz, más concretamente en el ciclo formativo de grado superior de Gráfica Publicitaria. Un itinerario no solo enfocado a trabajos impresos de diseño, maquetación, etc. sino también a todo el aparato publicitario y, en definitiva, de comunicación requerido por una marca o producto. Es lo que el propio Alfredo desarrolló en su trabajo final en torno a un grupo de música ficticio contemplando aspectos como imagen corporativa, canales de comunicación o merchandising, ya que el ciclo tiene importantes contenidos relacionados con lo audiovisual. La ilustración es, en realidad, lo que más le interesaba a la hora de optar por este camino y así sigue siendo en la actualidad. Domina los programas digitales Photoshop e Ilustrator pero sin dejar de lado la faceta más artesanal con técnicas como la tinta —en algunos casos con un acabado similar al grabado— e incluso trabajos mixtos hechos a mano pero rematados digitalmente.

Cartelería, edición de libros de texto, infantiles… a todo está abierto este joven isleño cuyo nombre empezó a sonar con fuerza al poco de salir de la escuela. Desde luego “no me gustaría encasillarme en ningún tema o corriente concreta”, aclara, y piensa seguir “avanzando”, dándose a conocer a través de las redes sociales donde ha tenido la oportunidad de entrar en contacto con muchos compañeros del gremio. “En cierto modo, fueron ellos quienes me animaron a experimentar”.

Ilustración tipográfica con la firma del autor.

Ilustración tipográfica en digital con la firma del autor.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR