Acuarelas en torno al paisaje

20 septiembre, 2017

por Alejandro Díaz Pinto

Ldo. en Periodismo y Máster en Patrimonio Histórico Arqueológico

Juan Pérez Bey hace balance de su exposición a dos días de clausurarse en el Centro de Congresos. Loo que empezó como un experimento ha acabado convirtiéndose en prioritario dentro de su actividad artística.

Más conocido en el ámbito cofrade por sus imágenes y retablos cerámicos, lo cierto es que Juan Pérez Bey declara haberse apartado definitivamente de lo primero, y relegar a un segundo plano la azulejería artística para centrarse en una técnica con la que empezó experimentando. Titulado en esta especialidad por la Escuela de Artes y Oficios de Cádiz, declara que “aunque mi intención era aprender para mejorar como ceramista, la acuarela me acabó cautivando”.

Ahora, tras varios años como acuarelista, acaba de organizar su mayor muestra hasta el momento en San Fernando, En torno al paisaje, y que al contrario que los Entornos expuestos hace dos años incluye 40 obras “realizadas, ex profeso, para esta exposición”. Los interesados deberán apresurarse para disfrutar de ellas antes de su clausura este viernes, 23 de septiembre, porque su siguiente destino —el de una parte de las mismas— será el Hotel Averroes de Córdoba.

“Esta técnica —explica— me da mucha más libertad”. No solo porque la cerámica sea un trabajo “más de taller, donde debes esforzarte para plasmar de la manera más realista posible imágenes con unos cánones muy marcados”, matiza, sino porque junto a la acuarela ha descubierto una serie de ejercicios parejos, muy interesantes, como los concursos de pintura rápida o encuentros al aire libre. De hecho, Pérez Bey lleva a cabo muchas de estas actividades como miembro de la Agrupación de Acuarelistas de Andalucía de la que entró a formar parte en 2011 y donde entre 2012 y 2015 presidió la vocalía gaditana.

Juan se define en este momento como ‘acuarelista realista’, aunque “desconozco los derroteros por los que me llevará en el futuro mi producción”. Le seduce la luz, el agua, “la esencia de lo que estoy viendo, el paisaje como gran creación”, explica en homenaje al sentimiento de los pintores románticos del siglo XIX. Eso sí, ninguna obra en concreto destaca sobre las demás porque “no me recreo en lo que ya está hecho, prefiero mirar al futuro, a los proyectos que están por llegar”.

Y lo ha seguido a rajatabla de cara a esta muestra el Centro de Congresos. La mayoría de los cuadros son paisajes robados a la Bahía y a la Sierra de Cádiz, aunque también los hay sevillanos, por ejemplo el que refleja el puerto de la capital hispalense. Algunos han sido presentados a concurso aprovechando la coyuntura, es decir, “siguiendo la temática prevista para la exposición y con idea de aprovecharlos”. La particularidad la aportan los escritos de amigos pertenecientes al mundo de las letras que han accedido encantados a realizar textos para acompañar las acuarelas. Así, intercalados, podrán observarse los nombres de Eduardo Formanti, Asunción Carvajal (La Griega de Andalucái), Fran Chaparro, Belinda Washington, Jesús Rodríguez Arias, Mar Terrero Cumbre, Teresa Chacón, Ignacio Bermejo, Marcela Passerini, José María Cortés y José Manuel Lustres. “A cada uno le propuse un tema, el que se me venía a la cabeza al pensar en ellos”.

A lo largo de estos años ha participado en diversas exposiciones como la que organizó junto a varios compañeros en el centro cultural ‘La Ramilla’, de Sevilla, o en el Museo Romántico ‘Francisco Montes Paquiro’ de Chiclana de la Frontera. También representó a los acuarelistas andaluces en el Museo Nacional de la Acuarela ‘Alfredo Guati Rojo’ (México) con su obra Playa de Barbate y cuenta con primeros premios en los certámenes ‘Rinconcitos de La Isla’ de San Fernando y ‘Dibujemos la Igualdad’, organizado por la Asociación de Mujeres Progresistas ‘Mari Luz Sánchez Carmona’ de Chiclana, así como menciones honoríficas en las ediciones de 2014 y 2015 del concurso de pintura rápida ’24 de Septiembre’.

Lamenta que este año los tres concursos que se celebraban en La Isla hayan desaparecido —Rinconcitos de La Isla, 24 de Septiembre y Plaza de Toros—, ya que “aunque modestos en cuanto a premios, daban vida a la ciudad; la promocionaban entre otros municipios y promovían el interés de los ciudadanos por el arte”. La razón, considera, es la falta de interés. “Se consideran iniciativas deficitarias, que no aportan nada y eso es una equivocación”, advierte.

Responder

Tu dirección de email no será publicada.Los campos señalados* son obligatorios *

Patrimonio La Isla © 2016 - Diseño Jesús Rivero

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR